Home / Columnas / Vivir en el GolfoPor Rodolfo HerreraDICTADURA SINDICAL

Vivir en el GolfoPor Rodolfo HerreraDICTADURA SINDICAL

  El día de las madres, el sindicato de trabajadores portuarios rifó entre las mujeres de los agremiados una motocicleta que llevaba el caso incluido, pero luego del sorteo, la directiva solo entregó el casco a la ganadora, el nefasto líder Pablo Efrén Solub Pérez dijo con soberbia –Ya le falta menos-, esa fue la gota que derramó el vaso y obligó a los empleados de los muelles a destituirlo.      El pasado 22 de junio, cansados de malos tratos, vejaciones y explotación, los trabajadores portuarios de la empresa Corporación Integral de Comercio Exterior, CICE, que opera al interior de la zona portuaria de Veracruz, decidieron derrocar a su dirigente, al mismo que en el día de las madres del 2016 entregó a cada una, un cuchillo y un tenedor -Para que aprendan a comer como la gente decente- dijo a carcajadas.

     Pablo Efrén Solub Pérez, líder de CICE, luego de tanta inconformidad y de haber conseguido un raquítico reparto de utilidades para los trabajadores de los muelles preguntó: -“Compañeros ¿quieren que nosotros sigamos luchando por ustedes?”.

    La respuesta de los trabajadores fue directa, abierta, ya sin temor a las represalias y se escuchó al unísono ¡Noooo! Seguido de gritos de repudio a quienes los mantienen oprimidos.

     Fue ese 22 de junio cuando los trabajadores de CICE tomaron el micrófono y comenzaron a corear el nombre de José Luis Hernández, el trabajador que siempre se opuso a las decisiones de esa injusta directiva.

     Sin preparación, sin conocimientos legales, luego de deponer a un líder nefasto enquistado varios años en el poder, los 700 trabajadores firmaron un documento donde reconocieron a su nuevo dirigente y caminaron por la principal avenida de Veracruz, hasta la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para pedir el reconocimiento legal.

     Y ahí comenzaron los problemas, desde ese día a la fecha, la Secretaria del Trabajo los trae dando vueltas, les niega la toma de nota que los habilita como una dirigencia gremial.

    Un día los citan a la Secretaría en la Ciudad de México, pero preguntarles cualquier tontería, les dan las gracias por llegar, pero no les dan la toma de nota.

    La toma de nota la sigue teniendo Pablo Efrén Solub Pérez, pese a que ya no tiene el reconocimiento legal de los trabajadores, manifestado así en asamblea, que se supone es el órgano máximo de cualquier organización sindical.

     Al igual que sucede con los trabajadores de TAMSA que no tienen dirigente porque está en la cárcel y tal parece que la Secretaría del Trabajo espera a que salga para devolverle la toma de nota, así mismo les niegan la toma de nota a los trabajadores de CICE.

    A José Luis Hernández, recién nombrado dirigente por la totalidad de trabajadores, lo han acusado falsamente de pretender abandonar la CTM y de querer causar problemas a CICE, todo para impedirle que llegue al poder gremial al través de la infamia y la mentira.

     Como en tantos otros sindicatos, en CICE los obreros están cayendo en la desesperación y cansados han advertido que tomarán las calles de Veracruz iniciando movilizaciones.

     El problema es claro, pese a tanta miseria y desvergüenza del depuesto líder, hay claros intereses en seguir manteniendo esas dictaduras sindicales desde la propia Secretaría del Trabajo.

    Y la pregunta es ¿Seguirán aguantando los obreros tantas humillaciones? Nosotros creemos que no. Veremos qué pasa.

MARCO MARTÍNEZ RELEVARÁ A TAREK

     A lo largo y ancho del estado, los grupos políticos de todos los partidos han comenzado a mover sus piezas para imponer a sus candidatos a diputados federales, en la cuenca del papaloapan, debido a la pésima imagen que deja Tarek Abdalá que seguro entrará en el proceso penal junto con Javier Duarte, es que el distrito XVII con cabecera en Cosamaloapan regresará a manos del PAN, pero pese a los jaloneos entre aspirantes, es que el actual alcalde de Acayucan Marco Martínez Amador lleva mano y por consiguiente todas las de ganar por el trabajo desempeñado en su municipio, Marco Martínez fue pieza fundamental en el sur del estado para el triunfo del candidato Cuitláhuac Condado Escamilla, pese a que no le fue bien a la alianza, sobre todo en Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque, así que en vano los grupos podrían arrebatarle la candidatura, aunque por supuesto, no dejarán de pelear la interna muy a su estilo.

Comentarios a: vivirenelgolfo@gmail.com

About Redaccion

Check Also

Militarizados, por ley. Apuntes Manuel Rosete Chávez 

“Si lo único que te asaltan son las dudasestás bien, en estos tiempos vas de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *