Home / Columnas / Vivir en el GolfoPor Rodolfo HerreraBOGAR RUÍZ APUNTA CAÑONES A LOS DIPUTADOS

Vivir en el GolfoPor Rodolfo HerreraBOGAR RUÍZ APUNTA CAÑONES A LOS DIPUTADOS

     El alcalde electo de Alvarado Bogar Ruíz Rosas, emuló la invasión estadunidense de 1846 y advirtió al congreso del estado que los alvaradeños defenderán su territorio, tal y como lo hicieron sus antepasados, para que no les quiten la zona conocida como la Riviera veracruzana.    Mire usted, debido al crecimiento de Boca del Río, el desarrollo comercial e inmobiliario se fue extendiendo hacia la zona conocida como la Riviera Veracruzana, que no es más que una porción de tierra que va hacia Alvarado y que hasta hace unos cuantos años nadie la tomaba en cuenta.

    Es más, en la administración pasada que le tocó al propio Bogar Ruiz Rosas como alcalde panista, la Riviera fue objeto de abandono y desolación, pero aun así se fueron dando asentamientos humanos y crecimiento irregular.

     El área se fue convirtiendo en un desarrollo habitacional, inmobiliario y comercial que pronto adquirió dimensiones de tierra prometida y en unos cuantos años ya había 20 mil personas radicando en la zona.

     Pero cabe aclarar que esa zona pertenece a Alvarado, que por no contar con suficientes recursos ni infraestructura, además de estar a 80 kilómetros de distancia del palacio municipal alvaradeño, pues es casi imposible que los servicios municipales se trasladen a tal distancia para dar mantenimiento a la zona.

     El área detonó comercialmente y se convirtió en un espacio cómodo para vivir, pero los propios vecinos de la Riviera veracruzana, acuden a Boca del Río para la solución de sus problemas, porque el palacio municipal boqueño está a solo un kilómetro de distancia de la zona, en cambio para ir a Alvarado tienen que recorrer 80 kilómetros, lo mismo que ir a Córdoba o Xalapa.

     Debido a que los 20 mil residentes de la riviera veracruzana prefieren pertenecer a Boca del Río, es que el tema ya llegó a los diputados del Congreso del estado de Veracruz, quienes están viendo que la nueva división política la riviera debe quedar en manos de los boqueños.

     Como si se tratara de una guerra de invasión, el ahora verde ecologista Bogar Ruíz Rosas está instalando los mismos cañones que sirvieron para el acontecimiento de 1846 y los está apuntando hacia el Congreso del estado en Xalapa, amenazando de esta manera: “Estamos dispuestos a luchar contra todo y contra todos los que quieran llevarse la Riviera veracruzana para boca del Río”. ¿Ah caray? ¿Y cómo van a cargar con ella?

     Y por si les quedaban dudas a los diputados, Bogar Ruíz dijo que: “Defenderemos nuestro territorio como lo defendieron nuestros antepasados en el año de 1846 cuando los estadunidenses quisieron invadir nuestra tierra mexicana y quisieron penetrar nuestro territorio de Alvarado y la gente nos organizamos y defendimos nuestro país con mucha gallardía y de esa misma manera vamos a defender nuestro territorio”. ¡Madre santa, va a haber guerra!

     Lo cierto es que los diputados podrían hacer la obra buena del año, al ahorrarle a los residentes de la riviera veracruzana la molestia de ir a apedrear al palacio municipal alvaradeño, porque si el municipio no cuenta con la infraestructura suficiente para atender el pueblo de Alvarado, cómo cabrón va a atender a la riviera veracruzana.

     Tal parece que como todo lo que ocurre en México, el verdadero interés por la riviera veracruzana no está en defender el territorio y la soberanía de Alvarado, sino en los millones de pesos en impuesto predial que representan los 20 mil residentes de la zona, a los que Bogar Ruiz si les podrá cobrar impuestos, pero no los podrá atender.

     En ese sentido, los residentes de la riviera ya esperan una solución, debido a que la zona requiere de atención y la guerra entre políticos podría dejarlos nuevamente en el abandono en el que está.

REFERENDUM, DESICIÓN SALOMÓNICA

     En este tema de Alvarado y su interés por defender la riviera veracruzana el asunto es muy sencillo: ¿Por qué no jugamos a la democracia y permitimos que los residentes participen en unplebiscito, para que con su voto limpio y transparente decidan por si mismos a dónde quieren pertenecer, a Alvarado o a Boca del Río y así nos ahorramos toda la perorata esa que ya comenzó ¿No cree usted?

Comentarios a: vivirenelgolfo@gmail.com

About Redaccion

Check Also

REVOLUCIÓN MEXICANA: A 107 AÑOS Tomás Mundo

Han pasado 107 años del inicio de la revolución mexicana, resulta muy interesante hacer un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *